jueves, 4 de diciembre de 2014

Directo: Lanzamiento Orion planeta Marte

Ahora mismo (13:26 del jueves 4 de diciembre) seguimos a la espera del lanzamiento de la nave Orion hacia el planeta Marte.

Ver el lanzamiento en directo:




Broadcast live streaming video on Ustream

Romería del Rocío 2015

Mi buen amigo Fernando Aguado ha sido designado por la Hermandad Matriz de Almonte para pintar el cartel anunciador de la Romería del Rocío 2015.

Mi felicitación es doble. A Fernando, porque es un artista inmenso, hombre de Fe y porque esta designación le hace mucha ilusión.

Por otra parte, mis felicitaciones a la Hermandad Matriz encabezada por Juan Ignacio Reales Espina por la elección del artista.

Ya te lo dije hace tiempo: es un lujo ser contemporáneo tuyo, amigo Nani.


Fotografía: diario ABC de Sevilla.

Enlace en este blog sobre Fernando Aguado.

lunes, 20 de octubre de 2014

Edad postcontemporánea

Llevo tiempo sin escribir por aquí.

Situaciones vividas en los últimos 3 meses me han obligado a ello. Una vez más, hago propósito de enmienda y volver a publicar con más asiduidad.

Estaba pensando que han pasado muchas cosas -con sus efemérides importantes- desde que empecé con esta tarea del blog en el año 2005.

Personalmente, muchas. En el sentido de la historia de la Humanidad, incalculables.

Una cosa creo que sí he conseguido. Casi cuando comencé a escribir en este blog, había gente que me decía que estaba muy politizado escribiendo sobre muchas cosas que me llamaban la atención cuando leía los periódicos. Sobre todo sobre corrupciones, mamandurrias, individuos que se dedican a la Política (sigo negándome a llamarlos "políticos") y economía política.

Una época en la que, parafraseando a Leire Pajín, hubo una alineación de estrellas en el Universo en donde el Socialismo era lo que mandaba y todo era de color rosa. A saber: en Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín como alcalde, en la Junta de Andalucía Manuel Chaves como presidente y José Luis Rodríguez Zapatero en la presidencia del Gobierno de España.

Obviamente y por defecto, como solemos hacer los ciudadanos, comentaba en el blog sobre esta etapa socialista vivida y opinaba sobre lo que pensaba. Más de uno me ha etiquetado como facha sin cortarse un pelo. Del tirón.

Desde 2007, y tras ver una noticia en Euronews sobre el problema de las hipotecas basura en el Reino Unido, empecé a informarme con bastante interés de esos movimientos económicos que se estaban dando en el mundo. Nuestro expresidente estuvo durante años sin hacer caso a lo que se nos venía encima. Incluso el señor Pedro Solbes, que en aquella época era el encargado del Ministerio de Economía de España, se permitía el lujo de vender parte de las reservas de oro que teníamos en España argumentando que el oro era un producto a la baja y en desuso. No sé si se vendió ese oro para financiar al Estado o tapar agujeros. Yo sólo sé que escribí en el blog aquí comentando que me parecía una malísima idea por parte de Solbes. Desgraciadamente, el tiempo me dio la razón. El oro, no solamente subió de precio en el mercado, si no que también empezamos una etapa en donde el número de parados empezaba a dispararse. También comenté en un par de ocasiones y publiqué sobre las variopintas y curiosas subvenciones que se daban antes.

Me parecería genial que Papá Estado se encargara de todos nosotros pagando nuestras vidas y nuestros excesos. Pero, a la vista está, que haber llevado ese sistema a la práctica nos ha empobrecido de una manera más que brutal.

Luego, llegaron al poder los otros. Lo tenían en bandeja. Pero todas sus promesas electorales se fueron al garete. ¿Bajadas de impuestos? Toma subida de IVA, por ejemplo. Y es que había que recaudar para seguir manteniendo el Estado y pagar la descomunal deuda, que se había triplicado. Otro desastre que seguiremos pagando la ciudadanía hasta el día del Juicio Final.

Mientras escribo esto, me entero que Rodrigo Rato ha solicitado la suspensión temporal de militancia del Partido Popular. Está claro que no iba a darse de baja ni le iban a dar de baja. Eso hubiera sido casi reconocer su -presunto- delito con lo de las tarjetas de crédito de Caja Madrid. Por mucho más -Bankia- ni se despeinó ni lo despeinaron.

Retomo. Dejé de publicar entradas en el blog sobre temas de -a mi parecer- corrupción política hace unos años cuando empecé a escuchar a gente que nunca les había oído hablar ni de Política ni de Economía usando en su vocabulario habitual términos como "prima de riesgo", "crisis" -¿Recuerdas la "desaceleración económica" de Rodríguez Zapatero que no usaba la palabra "crisis" porque decía que nuestra economía estaba en la Champions League de las economías más prósperas del planeta?-, "corrupción", "chorizos" y algunas más que la última edición del Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española no define como los definimos los ciudadanos.

Sentí cierta emoción -amarga emoción- cuando vi que la gente empezaba a abrir los ojos. Algunos, los funcionarios, viendo cómo sus sueldos iban menguando. Otros, los autónomos, viendo que volvíamos a ingresos de hace 25 años, pero con el coste de la vida de hoy.

El panorama político es un guirigay inmenso. Ni Podemos ni dejamos el Poder de la mamandurria y los privilegios. Mientras tanto, me debato entre el Anarquismo Católico, la Acracia, el No me creo ya nada de nadie o una nueva Edad postcontemporánea, pero en la que deseo que haya orden y respeto porque, sin ellas, esto explotará más temprano que tarde porque todo está cogido con hilos remendados.

Lo dicho. Ya dejo los asuntos políticos económicos. Doctores tiene la Iglesia -y periodistas malvados de ínfimo nivel que solamente buscan titulares sensacionalistas en donde el contenido posteriormente no tiene nada que ver con el titular y que quieren que haya impresiones de los banners de publicidad en sus diarios online en donde la gente haga clicks. Que se reciclen también, como hemos hecho muchos gremios si quieren seguir viviendo- y yo, ni doctor ni cura soy.

Ahora, a vivir el tiempo presente y la realidad. Tiro de Mecánica Cuántica pensando en el llamado principio de incertidumbre de Heisenberg.

...Y mañana Dios dirá.